Feng Shui: Eliminar el desorden Parte 2

Identifica el desorden

La palabra “desorden”, la entenderemos en el sentido de cosas acumuladas, útiles o no, feas o bonitas, y evidentemente no ordenadas. El desorden es además una situación donde las cosas no están en su lugar (o en el momento) que le corresponde. En otras palabras,  el desorden significa feng shui inadecuado (un mal manejo de la energía del entorno).

El proceso de eliminación comienza por detectarlo. Identificar un primer nivel de desorden, es relativamente sencillo. Cualquier persona es capaz de entrar en un espacio y ver las cosas que “no deberían estar allí” – desgraciadamente nosotros somos los últimos en notarlo conscientemente-

Para algunos como yo que tenemos tiempo de hacer este ejercicio, sólo basta con colocar en su lugar las cosas que hemos ido dejando…por comodidad o simple olvido en el lugar erróneo. Comencemos por eso, y notaremos que nos sentimos más despejados, brillantes y llenos de energía, pero para conseguir sentirnos bien a un nivel más profundo, y de forma duradera debemos retirar de nuestro campo energético las cosas que no apoyan a la buena energía; esto supone algo más que apartarlas de nuestra vista. Es preciso retirarlas por completo, tirarlas. Y es esta medida drástica la que plantea dificultades a mucha gente.

Asunto inacabado

Si usted es una de esas personas para las que despejar, ordenar, organizar y tirar cosas no representa ningún esfuerzo tendrá que tener paciencia y acompañarnos a los que no somos así, mientras lenta y cuidadosamente vamos aprendiendo a realizar estas tareas. Casi le puedo asegurar que en algún momento de su vida usted ha guardado alguna cosa (o varias) que revela la existencia de un “asunto inacabado”.  El proceso de orden se convierte en una estela de revelaciones acerca de nuestras creencias, sentimientos y caminos por los que pensamos debemos transitar.

1.       Comenzaremos por identificar el desorden que no nutre nuestra energía; empiece por el espacio de su casa que se encuentre más despejado.

2.       Llegue a un acuerdo consigo mismo y decida que sólo trabajará un espacio y que no se distraerá y comenzará otro espacio antes de haber terminado el primero.

3.       Note que la distracción es un truco para evitar hacer aquello que no nos gusta, así que póngase alerta cuando tenga ganas de cambiar de habitación o le asalte el deseo de tomar una taza de café, o la triste decisión de dejar todo como estaba.

4.       Esto significa que encontró un desorden importante…no lo deje…, mejor programe un número de pausas para descansar y fije un tiempo para terminar la tarea.

5.       Convierta esta limpieza en una prioridad, y no permita que nada la interrumpa; después de todo no hay razón alguna para gastar tiempo y energía en el feng shui, imaginando maravillosos colores y estupendas distribuciones de muebles, si todo el espacio continua ocupado por el desorden.

Exceso de libros6.       Consiga tres cajas: una contendrá las cosas inútiles, en otra las que queremos pero están descompuestas o preferimos regalar, y en la última las cosas nos duelen, pero de las que nos es difícil deshacernos, luego ponga la basura en bolsas, ejemplo la ropa de cama vieja y luída, toallas viejas, tazas rotas, platos astillados, plantas secas, libros viejos, latas de pintura de la última vez.., abrigos o ropa que son recuerdos o reliquias de familia y algo muy importante no olvidar que también existe el desorden electrónico, así que revise en su computadora los archivos y documentos sin valor actual o programas obsoletos.El desorden electrónico causa mala energía

7.       Para que le sea fácil saber cómo subdividir las cosas, pregúntese al ver cada objeto de su área seleccionada. ¿Este objeto me hace sentir bien?, ¿me gusta tenerlo?, ¿me resulta útil o creativo? Y cierre cada una de sus preguntas con “ahora”. Puesto que estamos intentando facilitar el cambio y el crecimiento, necesitamos respuesta que nos indiquen cómo nos están afectando las cosas “ahora”, no cómo nos  sentíamos hace un año, un mes o incluso la semana pasada.

8.       Cierre la puerta y a trabajar.

9.       Trate de no hacerlo compulsivamente, tómese su tiempo, y no olvide limpiar después de deshacerse del desorden.

Una habitación abarrotada significa un tipo de vida y; una habitación casi desnuda, refleja otro, así es que aprendamos a rodearnos de lo necesario, lo que nos hace sentir bien, ser creativos o simplemente descansar.

En el próximo  artículo le ayudaré a decidir sobre esos objetos que le es difícil dejar ir… como algunos regalos o recuerdos familiares.

Hasta pronto y ¡buena suerte!

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Este artículo fue publicado el Tuesday, July 5, 2011 a las 10:38 am y esta registrado en Feng Shui. Puede seguir los comentarios y respuestas a este artículo a través del feed RSS 2.0 . Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.

Comentarios han sido cerrados.